Que la decoración a base de muebles nórdicos está de moda no debe extrañar a nadie; al fin y al cabo, nuestra idea ‘moderna’ del interiorismo procede, en gran parte, de los países escandinavos.

Pero ¿cómo crear esos entornos cálidos y acogedores que tanto nos encandilan de este tipo de decoración? Para averiguarlo, nos zambullimos en el libro Hygge Home (Libros Cúpula, 2022), de Meik Wiking. El director del Instituto de la Felicidad, que hace unos años expandió por el mundo la verdadera esencia del bienestar de los países del norte, tiene mucho que enseñarnos sobre cómo sumar hygge (“calidez, ternura, confort”) a cualquier casa. ¡Descúbrelo!

1. Para fomentar una sensación hygge, hazte con una mesa redonda cuando elijas tus muebles nórdicos

“En una mesa redonda, nadie se sienta presidiendo y todo el mundo es considerado un igual. Por lo tanto, puede decirse que una mesa redonda aporta igualdad y paz, pero también tiene más ventajas en el día a día: un ambiente más acogedor y un espacio mayor”, explica Wiking.

muebles nórdicos, mesa redonda

“Una mesa redonda permite que todo el mundo haga contacto visual con el resto, lo cual crea una atmósfera más personal e íntima. También significa que todo el mundo puede participar en la conversación y que esta, por ende, puede ser más profunda y personal. Nadie preside la mesa y nadie se siente aislado. Asimismo, incluso si el número de invitados es desigual, no da la impresión de que haya un asiento vacío”, continúa.

Por todo ello, si perseguimos añadir hygge a nuestro hogar, está claro qué tipo de muebles nórdicos necesitamos. ¿Un ejemplo fantástico? El armazón Leire, con estructura fabricada en palillería de madera. Su pie único y escultural añade aún más amplitud a la estancia, otra de las máximas de la decoración Nórdica. Además, es perfecto para tapas de madera de mango como el modelo Delhi.

Privado: MESA DE MADERA LEIRE

Mesa de madera Leire, de estilo nórdico contemporáneo.
Estructura fabricada en palillería de madera (en la foto, madera de castaño).
Tapa de madera maciza de cerejeira biselada o mango.

€ ( sin I.V.A. )

2. Crea rinconcitos acogedores gracias a los muebles nórdicos

“Tenemos que asegurarnos de diseñar lugares que nos den cobijo. Para mantenernos centrados. Para recargar las pilas. Seas o no introvertido (…) Esto aplica tanto para el salón —sobre todo si se trata de un espacio grande y diáfano— como para la habitación de los niños o el jardín, si tienes uno. Creemos cuevas y recovecos para que nosotros, los introvertidos, podamos pasar el rato en ellos con nuestros libros y nuestra tacita de té”, relata Wiking.

Muebles nórdicos, silla colgante

Hay muebles nórdicos especialmente diseñados para planear esos pequeños y cómodos espacios de confort por los que las casas norteñas son famosas. Por ejemplo, la silla colgante Egg, inspirada por el atemporal icono del gran diseñador danés Arne Jacobsen, hoy reconocida mundialmente como todo un clásico del diseño escandinavo.

Sus curvas de rattan natural, que parecen abrazarte como un capullo, generan instantáneamente sensación de hogar y muchas ganas de acurrucarse. A ello contribuye un imprescindible en la decoración nórdica: los cojines en tonos neutros, que se ofrecen incluidos con la propia silla.

Privado: SILLA COLGANTE EGG

Silla colgante tipo Egg Chair
Estilo Nórdico fabricada en ratán natural.
No valido para uso exterior. No valido para uso profesional.
Cojines y cuerda incluidos.

Medidas: 77x69x120 cm

222,64 I.V.A incl.

184.00€ ( sin I.V.A. )

3. Asegúrate de contar con la iluminación adecuada para tus muebles nórdicos

Al hilo de lo anterior, es interesante -casi diríamos que “obligatorio”- sustituir la iluminación uniforme proveniente del techo por focos de luz que te guíen hasta los mejores rincones de la casa.

Muebles nórdicos lámpara Yebra

“La lámpara de pie que descansa junto al sofá te susurra: ‘Coge un libro de la estantería y ven conmigo’. La lamparita verde del escritorio de madera —cerca de la antigua máquina de escribir— te pide que te acerques a escribir. En una esquina, una lámpara globo le da alas a tu mirada y a tu imaginación. Con cada elemento que vaya añadiendo puntos de hygge, una tarde en ese lugar será toda una delicia”, escribe Wiking.

La lámpara de mesa Yebra es ideal para crear un rincón cálido entre tus muebles nórdicos gracias a su pantalla fabricada en rattan natural, que proporciona una agradable luz difusa (para enfatizar esta sensación, ¡no olvides ponerle una bombilla amarilla en lugar de blanca!).

LÁMPARA DE MESA YEBRA

Lámpara de mesa Yebra, de estilo Nórdico.
Pantalla fabricada en ratán natural.
Casquillo E27. Max 40W.
Medidas: Ø29×41 cm | Longitud del cable: 120 cm

35,09 I.V.A incl.

29.00€ ( sin I.V.A. )

Puedes combinarla con una luminaria sobre la mesa de comedor, como Margot, con rotunda pantalla de acero con un detalle en madera que le aporta un aspecto aún más acogedor. ¡Resulta fantástica para alumbrar largas sobremesas hygge con quienes más quieres!

Privado: LÁMPARA DE TECHO MARGOT

Lámpara de techo Margot, de estilo Nórdico.
Pantalla de acero con detalle en madera.
Casquillo E27. Max 40W.
Medidas: Ø41,5×20 cm | Longitud del cable: 150 cm Producto Made in EU –

249,26 I.V.A incl.

206.00€ ( sin I.V.A. )

4. Genera espacios ‘suaves’ añadiendo alfombras, cojines y mantitas a tus muebles nórdicos

“Las alfombras son una buena forma —y la más fácil— de crear espacios en una habitación, y, debido a la suavidad de sus materiales, añaden puntos de hygge a la sala”, se lee en Hygge Home.

A este punto, el autor añade otro consejo igual de importante para alcanzar la felicidad en casa: “Crea espacios blandos para sentarse. Si no tienes sitio para un sofá, pero quieres disponer de una zona acogedora para leer, los pufs, los futones y/o los cojines son una manera muy eficaz de generar un lugar cómodo cuando lo necesites, a la vez que te permiten ser flexible con tu entorno”.

Muebles nórdcios sillón longue Bergen

Uniendo estas dos fabulosas ideas con nuestros muebles nórdicos favoritos, obtendremos entornos en los que de verdad apetezca estar, calmarse y compartir. Podemos rematarlos con un sillón tipo lounge, de esos que nos permiten estar cerca del suelo en una posición relajada.

Una idea infalible es apostar por Bergen, fabricado en estructura de madera tropical maciza, con asiento y respaldo en rejilla de rattan natural tipo cannage. Además, al ser plegable, nos permite esa flexibilidad tan apreciada por los amantes del hygge, que adoran los espacios amplios que puedan ajustar su funcionalidad a las diferentes circunstancias y necesidades de nuestro día a día. ¡Aderézalo con una mantita cómoda o un cojín que combine con la decoración de la estancia!

SILLÓN DE MADERA BERGEN

Sillón madera tipo lounge. Plegable.
Estructura de madera tropical maciza.
Asiento y respaldo en rejilla de ratán natural tipo cannage.
No válido para uso profesional.
Medidas: 65x82x70 cm |Altura del asiento: 36 cm | Plegado: 65x36x96 cm

240,79 I.V.A incl.

199.00€ ( sin I.V.A. )

5. ¿El toque perfecto para complementar tus muebles nórdicos? Verde, verde y ¡más verde!

“Siempre me ha parecido que tener muchas plantas aumentaba el hygge. Colocar plantas en diferentes habitaciones es una forma de conectar el interior con el exterior… y resulta que las zonas verdes no solo son buenas para el hygge, sino también para nuestra salud”, afirma Wiking.

Muebles nórdicos banco yokomi

Innumerables estudios científicos certifican esta hipótesis, aunque a los escandinavos les ha bastado su intuición para llenar sus casas de verde. Y no solo en la terraza: también en el balcón, en el jardín, en el salón, en la cocina… La clave es hacerlo con gusto y cierta diversidad, creando, por ejemplo, diferentes alturas sobre las que colocar las macetas.

Muebles nórdicos como Yokomi, un taburete de estilo Rústico-Escandinavo con estructura fabricada en madera maciza de teka y patas acabadas en pintura blanca, nos ayudarán a conseguirlo.

SILLA DE METAL Y CUERDA ARMENY

Silla de metal y cuerda Armeny, de estilo Mediterráneo.
Estructura tubular de acero con acabado en pintura.
Asiento y respaldo en cuerda trenzada.
Cojín con tapizado textil incluido.
Medidas: 58x62x80 cm | Altura del asiento: 47 cm | Reposabrazos: 65 cm | Grosor del cojín: 5 cm

229,90 I.V.A incl.

190.00€ ( sin I.V.A. )

Un entorno muy hygge a base de muebles nórdicos y complementos ‘gustosos’

Cuidar la iluminación, dar forma a rincones acogedores en los que apetezca relajarse, añadir verde a todas las estancias, sumar calidez a través de cojines, mantitas y alfombras… Las formas de gestar un hogar hygge son muchas, y todas suman bienestar y felicidad a los habitantes de la casa. ¿Cuáles pondrás en práctica…?


 

Recuerda que puedes ver todos nuestros artículos en el catálogo de MisterWils. Descargar catálogo. 😀

Pin It en Pinterest

0
    Tu carrito
    Carrito vacíoVolver a la tienda
    Abrir chat
    1
    👋¿chateamos?........
    De lunes a viernes de 8 a 16h
    Hola 👋 ¿chateamos?