5 claves para convertir tu casa en un hogar de estilo nórdico

1.- Luz ¡siempre mirando al sol!

Es el punto de partida del estilo nórdico y clave alrededor de la que gira toda la decoración escandinava. Junto a las ventanas que abrazan la luz, está por tanto la ausencia de cortinas y visillos. Ventanas desnudas abiertas al exterior. Eso si, si tu hogar las precisa y no quieres renunciar a este estilo, busca siempre que sean de tonos claros y naturales, sencillas y que permitan el paso de la luz. Busca el equilibrio, pensando en los meses más calurosos y ¡a disfrutar de la luz!

Y junto con la luz, los tonos claros también en el suelo y las paredes, para multiplicar la claridad a toda costa, algo más que necesario en países como Noruega o Suecia.

2.- Introduce el color en la decoración

Junto con el blanco, beig y los grises más claros de paredes, suelos y muebles, aparece el color siempre coordinado a través de los elementos decorativos. El negro es el color estrella en el estilo nórdico, pero introdúcelo siempre con sutileza, y mézclalo con la calidez de la madera, ¿qué tal un taburete o una mesa auxiliar de madera, con patas negras de metal? ¡Perfecto!

3.- Minimalismo

Te ayuda a trabajar esa luminosidad y darle amplitud a los espacios. Puedes utilizar grandes muebles, pero de líneas depuradas y ligeras. Con poco adorno y siempre funcionales. Por ejemplo, una gran mesa de comedor con unos bancos corridos que pueden servir para comer, trabajar o para que jueguen los niños, será el mueble estrella de tu salón, aunque el espacio no sea de grandes dimensiones. Eso sí: Es importante asegurar el orden y que el protagonismo sea del mueble y no de elementos decorativos que lo sobrecarguen. En el estilo nórdico lo superfluo queda fuera.

4.- Naturalidad

En los acabados de los muebles, en los materiales (madera, metales, fibras naturales) y en la presencia de plantas y flores, así como referencias orgánicas y animales en cuadros y elementos decorativos bien seleccionados convertirán tu espacio en 100% escandi.

5.- Apuesta al verde

Después del blanco, el negro y los tonos naturales, el color que se lleva la palma en la decoración nórdica es el verde, aclarado con blanco o tocado de gris, te permite además darle más protagonismo a los elementos naturales. Y si quieres más color, te damos un truco: Aclara siempre tu color favorito con blanco, así le darás más luminosidad y creará una atmósfera bien coordinada con el resto de elementos.

Si quieres saber más e inspirarte, síguenos en nuestro perfil de Instagram y no te pierdas las propuestas de decoración que encontrarás cada semana.

Y si quieres que tu casa desde ya, respire estilo escandi…

Aquí tienes nuestra selección de productos

 

Pin It en Pinterest

Compartir esto
0